Inversores vitales

Inversores vitales escribiendo un abrazo

No puedo evitar pensar que la vida pasa demasiado deprisa. En un abrir y cerrar de ojos dejamos de ser niños, en un suspiro atravesamos la adolescencia y, un buen día, un latido certero nos confirma que ya somos adultos. Cuando nos damos cuenta de esa velocidad, surge el deseo irreprimible de querer pararlo todo, de que cada segundo cuente un poco más, de que el día tenga como mínimo … Seguir leyendo…

Las cuatro Leyes de la Espiritualidad

las cuatro leyes de la espiritualidad escribiendo un abrazo

Hay momentos en los que no entendemos nada de lo que está pasando a nuestro alrededor. Parece que todo está perdido, que ya no podemos hacer nada más, que hemos tocado fondo y que, en definitiva y con una gran desesperación, sentimos que la única opción que nos queda es rendirnos… La incomprensión se apodera de nosotros y nos preguntamos más de una vez por qué vivimos lo qué vivimos … Seguir leyendo…

Algún día no

algun dia no escribiendo un abrazo

He decidido poner todo mi empeño en retirar definitivamente de mi vocabulario la expresión “algún día”. Está bien… quizás volverme tan radical con ese par de palabras haga de mi nuevo reto una hazaña prácticamente imposible, así que puede que de vez en cuando se me escape. Pero lo que sí o sí se acabó es utilizarla como excusa y consuelo para no realizar aquello que quiero, siento y no … Seguir leyendo…

Volver

volver

Tras un periodo de tiempo en un mismo lugar, a veces sentimos que debemos irnos una temporada y alejarnos de lo conocido para hallar aquello que necesitamos encontrar. Algo ha cambiado. Ya no nos sirve lo de siempre, lo cotidiano, lo familiar. Dentro de nosotros resuena con fuerza esa necesidad de transformación, de búsqueda, de encuentro. Y por mucho empeño que pongamos en desoír esos sentimientos, sabemos que se quedarán … Seguir leyendo…

Cuando lo has superado

cuando lo has superado

Cuando lo has superado haces como un clic. No sé exactamente qué es lo que ha cambiado pero hay algo nuevo que permite que alguna de las emociones, los pensamientos, las razones o las explicaciones que ya te habías dado, de repente, pase de estar fuera de lugar a encajar, como la última pieza de un puzle que siempre había estado allí. No sé porqué pero algo es diferente y … Seguir leyendo…

Átomos

atomos

“Estamos hechos de partículas que han existido desde el instante que se creó el Universo. Me gusta pensar que esos átomos viajaron 14 billones de años en el tiempo y en el espacio para crearnos, para que pudiéramos estar juntos y hacer entre los dos un todo” Leonard Hosftadter – The Big Bang Theory Un domingo muy domingo y una tarde de sofá, mantita y peli. Así estaba yo cuando, … Seguir leyendo…

Lo que de verdad importa

lo-que-de-verdad-importa

A veces siento que mi vida está desordenada. No es que esté rodeada de caos o que no me alcance el tiempo, incluso tampoco se trata de que no pueda organizarme para hacer todo lo que quiero. No es ese tipo de desorden que, en el fondo, tampoco me desbarajusta tanto (más que en algún que otro momento de colapso). Me refiero a algo más interno, más vital. Quizás exteriormente … Seguir leyendo…

El tarro de los buenos momentos

el tarro de los buenos momentos

Un buen día caminaba por la calle de una ciudad a la que llegué por casualidad y a la que sabía que seguramente no volvería (aunque nunca digas nunca). Era de esos lugares que se encuentran a mitad de camino entre el origen y el destino del viaje y que paras en él por alguna clase de imprevisto. Así que ahí estaba yo, caminando un rato por una ciudad entrecaminos … Seguir leyendo…

Los cambios necesarios

Los cambios necesarios

A veces me indigno profundamente cuando suceden situaciones muy duras. No importa si se trata de una vivencia personal o si la magnitud del suceso es universal. No consigo entender porqué el dolor, la injusticia, la violencia y todas las maldades de la caja de Pandora son necesarias en un mundo que podría funcionar a la perfección con amor. Lo hemos hecho en un sinfín de ocasiones, hemos vivido con … Seguir leyendo…

Cómo conocí a Albert Espinosa

Albert Espinosa

Acababa de aparcar la bicicleta al lado de la entrada de la Universidad cuando me di cuenta de que, si no me daba prisa, llegaría tarde al trabajo de becaria que había conseguido hacía unas pocas semanas. Tardaba aproximadamente tres minutos y medio en recorrer caminando el laaargo pasillo que atravesaba el ala este de la Facultad de Humanidades y esa mañana me quedaba poco más de un minuto antes … Seguir leyendo…

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para su uso y aceptando la política de cookies.

ACEPTAR