El tarro de los buenos momentos

el tarro de los buenos momentos

Un buen día caminaba por la calle de una ciudad a la que llegué por casualidad y a la que sabía que seguramente no volvería (aunque nunca digas nunca). Era de esos lugares que se encuentran a mitad de camino entre el origen y el destino del viaje y que paras en él por alguna clase de imprevisto. Así que ahí estaba yo, caminando un rato por una ciudad entrecaminos … Seguir leyendo…

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para su uso y aceptando la política de cookies.

ACEPTAR