El ojo bueno

el ojo bueno

Pues resulta que tengo el ojo bueno. No un bueno ojo, ese que te permite percibir las cosas tal y como son, sin trampa ni cartón. No. A mí me tocó el ojo bueno, el que ve la bondad de las personas por encima de todo. Y aunque es un buen ojo, porque me permite descubrir grandes corazones bajo primeras impresiones equivocadas y fachadas despistadas, de esas que intentan desviar … Seguir leyendo…

Personas chocolate

personas chocolate

Estaba sentada en el último vagón del tren en mitad de un día gris cuando aquella mujer entró por la puerta y, de todos los asientos vacíos que tenía a su alrededor, decidió elegir el que estaba a mi lado. Había algo en ella que llamaba la atención de todas las personas que estábamos allí. No era su manera alegre de andar ni su particular estilo al vestir. Había algo … Seguir leyendo…

Verdad, bondad y utilidad: Sócrates y el triple filtro

triple filtro socrates

Debo reconocer que filosofía era una de las asignaturas que más me costaba en el instituto y no ayudaba mucho la metodología de mi profesor basada en la lectura del libro y punto. Repetíamos las lecciones una y otra vez y, cuanto más lo hacíamos, mayor era la sensación de no enterarme de nada. Lunes por la mañana, el reloj marcando las nueve en punto y el profesor, con esa … Seguir leyendo…

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para su uso y aceptando la política de cookies.

ACEPTAR