Cómo superé el Síndrome del Sacapuntas (Parte II)

Superar sindrome sacapuntas
Share on Facebook42Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Si ya has leído Cómo superé el Síndrome del Sacapuntas (Parte I) y aún sigues un poco sacapuntero, ¡no te preocupes! Aquí encontrarás más consejos que pueden ayudarte a alejar, por fin, la procrastinación de tu vida.

El Síndrome del Sacapuntas, conocido habitualmente como procrastinación, se produce cuando retrasamos irracionalmente lo que debemos hacer para dedicarnos a otras tareas que son secundarias y que nos sirven como justificación para no ponernos a trabajar en lo que realmente tendríamos que estar haciendo. Aunque muchas veces puedan parecer pequeñas actividades sin importancia, su resultado final es alejarnos, poco a poco, de nuestros sueños y de aquello que nos hemos propuesto conseguir.

Como a mí me ha pasado muchas veces (sí… soy muy sacapuntera, jeje), he probado diferentes maneras para superarlo y, a continuación, me gustaría compartir contigo algunas de las que me han ido mejor.

La motivación es una de tus mejores aliadas ante la procrastinación. Si has decidido hacer esa tarea y no otra, será por algún motivo en concreto. Procura que ese motivo sea lo suficientemente importante para ti como para que, en los momentos de bajón, con el sólo hecho de recordarte el porqué de todo tu trabajo, te entren unas ganas enormes de seguir adelante. Sé que, a veces, nos toca realizar algunas actividades que no nos apetecen nada de nada pero, incluso así, podemos llegar a buscar un buen argumento para ponernos manos a la obra (aunque sólo sea por la satisfacción de terminar cuanto antes y dejar atrás el estrés y la ansiedad que pudiera provocarnos el no hacerla). Además, puedes crear tu propio sistema de recompensas si así te motivas más. ¿Primera tarea conseguida? ¡Un abrazo! ¿Segunda tarea terminada? ¡Trocito de chocolate! ¿Tercera tarea superada? ¡Bailar el Mola Mazo de Camilo Sesto!

Y, precisamente relacionado con esta última recompensa (lo sé… quizás para otras personas podría ser considerada una penitencia, jeje, pero a mí me mola mazo y me divierte un montón), cuando llevo mucho rato trabajando en un mismo proyecto y empiezo a notar que el cansancio me impide concentrarme, hago una pausa durante unos minutos. Aunque también es una buena idea no hacer nada en ese descanso, a mí lo que más me gusta es activar mis endorfinas poniendo mi canción favorita, subiendo el volumen y, ¡a bailar! Después de un par de canciones me siento con la energía reactivada y lista para volver a la carga. Al final, de lo que se trata en esta pequeña pausa es de distraernos un rato, mover un poco el cuerpo y llenarlo de fuerza para seguir con nuestro trabajo. Si lo tuyo no son los pasos de baile y prefieres cantar, ¡adelante! Si quieres salir a dar una vuelta y sentir el aire fresco, ¡no lo pienses dos veces! Busca la mejor manera de recargar tus pilas y aleja el Síndrome del Sacapuntas.

Puede ser una buena idea hacer públicas tus decisiones. Solemos incumplir menos si otras personas conocen qué tarea debemos realizar y cómo y cuándo queremos llevarla a cabo. También podrías pedir a alguien de confianza que te ayude, cuando la sombra del sacapuntas esté acechando, recordándote qué es lo que debes hacer o las consecuencias de no hacerlo. Algunas personas funcionan mejor con un poquito de presión y evitar la decepción de los demás puede ser un gran impulsor (aunque, por ejemplo en mi caso, a mí esto me produce más tensión que motivación). Otra opción es encontrar compañeros sacapunteros (que hay un montón) y como juntos es mejor, podrás aplicar todos estos consejos y probar muchos más en buena compañía.

Sé eficaz. Dedica el tiempo que necesites a la actividad que estés realizando pero no más. A veces eternizamos las tareas por el simple hecho de no ponernos en serio a trabajar en ellas. Para optimizar el tiempo y la energía, busca cuál es la mejor hora de trabajo para ti. A mí me encanta la mañana, bien tempranito, cuando aún está un poco oscuro y en casa todos duermen. No hay casi movimiento en la ciudad, la tranquilidad es total y me siento más despejada para trabajar. Y, además, tengo el premio de ver preciosos amaneceres. ¿Cuál es la mejor hora para ti?

Si posees todas las características del sacapuntero de manual, posiblemente tengas tendencia a distraerte con cualquier cosa. Es por eso que te iría genial tener un espacio de trabajo con lo justo y necesario para que, cuando empieces a sentir cansancio o aburrimiento, tus pensamientos y acciones no se dirijan hacia el lápiz y el sacapuntas que tienes encima de la mesa. Evitando este tipo de distracciones conseguirás centrarte en lo que de verdad quieres hacer. ¡Ah! Y eso incluye alejar de nuestro alcance cualquier notificación social proveniente de Facebook, Whatsapp y más.

Pero las nuevas tecnologías también pueden ayudarnos a librarnos de la procrastinación. Una de mis preferidas es programar mensajes de apoyo en el móvil o en el ordenador y así, cuando llevo algún rato trabajando, me sorprenden y me animan a seguir y terminar. Como te conoces bien, sabrás qué tipo de mensaje será más motivador para ti. Por ejemplo, sé que después de comer y en las últimas horas del día tengo mucho, muuucho sueño, así que un mensaje ideal para mí sería: ¡Que la inspiración te pille trabajando, no durmiendo!

Y, ya para terminar, el mejor de los consejos y el que más me ha funcionado es disfrutar. Cuando disfrutamos estamos centrando de manera natural toda nuestra energía en el proyecto que estamos llevando a cabo. Y es entonces cuando no importan ni el cansancio ni las dificultades. Todo termina quedando en un segundo plano para otorgar el protagonismo a nuestros objetivos. Recuerda que el mejor momento para cumplir tus sueños es ahora, así que vale la pena ir a por ellos y dejar a un lado todo aquello que nos impide conseguirlos.

Hola, soy Maria y lo reconozco… he tenido, tengo y tendré el Síndrome del Sacapuntas pero siempre buscaré la manera de superarlo. ¡Espero que estos consejos te ayuden también a ti!

¿Y, tú? ¿Qué estrategias utilizas para combatir el Síndrome del Sacapuntas?

Te escribo un abrazo,

Maria

El mejor momento para cumplir tus sueños es ahora Click Para Twittear

¡Si te ha gustado este abrazo escrito, descubre más en la categoría Motivación!

- - - - -

¿Quieres recibir los abrazos escritos en tu e-mail?

Y también disfrutarás de algunas sorpresitas más ;)

- - - - -

Share on Facebook42Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

6 comentarios sobre “Cómo superé el Síndrome del Sacapuntas (Parte II)

  1. ¡Hola, Maria!

    Un gran atículo. Después de leer la primera parte, sabía que la segunda nos resultaría también muy útil. Yo no soy ni de cantar ni de bailar, aunque escuchar música sí me ayuda a dejar atrás el Síndrome del Sacapuntas. Sin ninguna duda, con estos tres artículos has hecho la mejor guía para que los sacapunteros logremos superar la procrastinación.

    ¡Muchas gracias Maria por tu ayuda!

    Un gran abrazo,
    Marc

    • ¡Buenos días, Marc!

      ¿Qué tal? Qué guai que hayas leído las dos partes y que te hayan resultado muy útiles, ¡me alegro un montón! Y gracias por la idea de la guía, me la apunto, jeje 😉

      ¡Espero que entre todos encontremos la manera de dejar atrás el Síndrome del Sacapuntas!

      Gracias por todos tus comentarios y por estar siempre,

      Maria

    • ¡Hola, Javier!

      ¡Muchas gracias! Me alegro mucho de que te haya gustado el artículo 😀

      Espero verte a menudo por aquí, ¡un abrazo grande!

  2. Ahora no puedo escribir porque estoy sacando puntas a los lápices de colores que hace mil años que no uso!!!!! Jajaja. Muy buenos artículos, pondré en práctica estos consejos. Gracias Maria!!!!

    • Jijiji, suele pasar siempre que, cuando queremos escribir alguna cosita, ahí aparecen todos los lápices para sacarles punta 😛 Me alegro mucho de que te hayan gustado los artículos sobre el Síndrome del Sacapuntas y cómo superarlo y me hace mucha ilusión que pongas en práctica estos consejos. Si los lápices te lo permiten 😛 ya nos contarás que tal te ha ido la aventura sacapuntera 😉

      ¡Un abrazo grande y muchas gracias por tu comentario!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para su uso y aceptando la política de cookies.

ACEPTAR

¿Quieres recibir abrazos escritos directamente en tu e-mail?

x