Kintsukuroi y el arte de la resiliencia

kintsukuroi resiliencia
Share on Facebook337Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Cuando un objeto se rompe, son muchas las personas que creen que debería tirarse porque ya no sirve. Está dañado, requiere esfuerzo y tiempo repararlo y no sabemos si volverá a funcionar. Quizás nos une algún vínculo más emocional con él pero, aún así, ¿qué hacemos si está roto y ya no volverá a ser el mismo de antes? ¿Abandonarlo? ¿Substituirlo por otro?

Por suerte, no todas las personas piensan de esta manera. En Japón, por ejemplo, cuando un objeto de cerámica se rompe, lo reparan rellenando sus grietas y uniendo sus trozos con oro aplicando el arte Kintsukuroi. Los japoneses creen que cuando algo sufre un daño, en realidad, tiene una historia que lo vuelve más bonito aún. Más allá de ocultar su fragilidad o su imperfección por haberse roto, ensalzan con oro la belleza de su capacidad de recuperación. El resultado de su trabajo y cariño es una nueva cerámica más fuerte precisamente allí donde se había roto y podría parecer más débil. Aunque algunos sólo veían pedazos esparcidos de lo que había sido, otros aprecian estar ante un objeto más bello con una historia que le ha permitido rehacerse del dolor y de los contratiempos.

Esto mismo pasa con las personas.

El arte humano de rellenar con oro las grietas por el dolor y juntar los pedacitos de nuestro corazón es la resiliencia.

En ocasiones, la vida nos pone a prueba obligándonos a superarnos y a mostrarnos fuertes, incluso más de lo que pensamos que podemos llegar a ser. Existen un sinfín de circunstancias y situaciones que se cruzan en nuestro camino y nos hacen tropezar. A veces, con un pequeño salto conseguimos esquivar la piedra que ha torcido nuestro pié. A veces, caemos y nos levantamos rápidamente para seguir hacia adelante. Pero, a veces, aterrizamos de un planchazo contra el suelo y sentimos que hemos llegado a nuestro límite. Allí, tumbados en el suelo, nos parece imposible juntar la energía suficiente para volvernos a poner en pié. El corazón hecho añicos, lágrimas en los ojos y una dolorosa sensación de no saber cómo encontrar una solución. Ya no queda nada y parece que todo está perdido.

Pero siempre podremos levantarnos y seguir adelante. Nuestra capacidad de sobreponernos ante cualquier situación, por difícil que sea, es tremendamente enorme. Puede que tardemos un poco más, puede que nuestro corazón necesite un tiempo más. Pero, como hemos hecho siempre, lo conseguiremos. Y saldremos aún más fortalecidos. Esto es la resiliencia, la capacidad de sobreponernos a esos días grises interminables, a las injusticias, a la tristeza, a las adversidades, a la soledad, a todo ese dolor. Y no sólo eso, si no que, además, aprendemos de ello y crecemos, igual que los robles más fuertes con el viento en contra.

Tumbados, llenos de polvo, con raspones por la caída… Así parece muy difícil encontrar una salida. Pero cuando empezamos a superar, cuando nos levantamos, todos y cada uno de los pedacitos de nuestro corazón vuelven a unirse con un oro llamado amor.

Si no sabes qué hacer, ama. Si no sabes por dónde empezar, ama. Si no sabes cómo seguir, ama. Porque el amor todo lo puede, lo cura y lo repara. Y, cuanto más amor demos, más amor llenará nuestra vida.

A veces, en mitad de ese difícil remolino, lo único que necesitamos para superarlo es saber que, a pesar de todo, siempre nos quedará el amor.

Te escribo un abrazo lleno de amor,

Maria

La resiliencia es la capacidad de superar las adversidades, aprender y seguir adelante Click Para Twittear

¡Si te ha gustado este abrazo escrito, descubre más en las categorías AmorDesarrollo Personal!

- - - - -

¿Quieres recibir los abrazos escritos en tu e-mail?

Y también disfrutarás de algunas sorpresitas más ;)

- - - - -

Share on Facebook337Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

10 comentarios sobre “Kintsukuroi y el arte de la resiliencia

  1. ¡Hola, Maria!

    Como siempre, un fantástico artículo con una estupenda metáfora para explicar una idea muy interesante. Tras leer tu artículo me siento con todavía más fuerza para superar cualquier cosa que la vida me lleve, con lo que te doy las gracias una vez más para compartir con nosotros tus bonitas palabras.
    Te escribo también un abrazo lleno de amor.

    Marc

    • ¡Hola, Marc!

      Muchísimas gracias por tu bonito comentario, ¡me ha encantado! Me alegro mucho de que este abrazo escrito te dé todavía más fuerza para superar cualquier contratiempo. Estoy segura de que conseguirás todo lo que te propongas y más.

      ¡Gracias por todo tu cariño y apoyo!

      ¡Tes escribo un abrazo grandote, grandote!

  2. Me quedo maravillada con las enseñanzas que con cada publicación me das y además con solo hacer un click. Gracias, gracias, gracias!!!!

    • ¡Oooooh! ¡Muchas gracias! :) Me alegro mucho que te gusten las publicaciones del blog y que encuentres enseñanzas en cada una de ellas 😉 Gracias a ti por estar siempre, ¡un abrazo enorme!

  3. Gracias Maria por acercarnos a la resilencia, ojalá todas las personas pudieran sentirla y amar con la fuerza que tu lo haces. Se que ellas son capaces pero no siempre se tiene la información. Tu blog se que esta llenando muchos corazones de amor, entre ellos el mio.
    Un fuerte abrazo

    Maria

    • ¡Muchas gracias a ti, Maria! ¡Qué palabras más bonitas! Me hace muchísima ilusión recibir comentarios como el tuyo porque son un verdadero regalo para mí :) Gracias por todo ese cariño. Me alegro mucho de que el blog reparta, además de abrazos, mucho amor 😉

  4. MUY SABIAS tus palabras tus enseñazas… yo con todas las cicatrices que tengo… seria la persona rellenada de oro mas cara del mundo!!!! jajajaja. un toque de humor para una mala experiencia, te hace fuerte!!
    te mando un abrazote de mas de 16 sg!!!

    • Gracias por ese abrazo, Esther. ¡Ahí va otro para ti! 😀 Y gracias por intentar hacernos reír siempre 😉 Me encanta que quieras llenar el mundo de risas y alegría.

      ¡Te escribo un gran abrazo!

  5. Hola María me ha encantado tu articulo, estoy haciendo un curso sobre las emociones en infantil y justo en el trabajo del foro nos preguntan sobre la resiliencia y yo si a ti no te molesta pienso comentar lo que he leído en tu bloc , muchas gracias a partir de ahora saber que en mi tienes a una admiradora

    • ¡Hola, Inma!

      Ooooh, ¡qué bonito! Seguro que el curso sobre las emociones infantiles es precioso 😀

      Para mí es todo un honor que quieras comentar lo que has leído en este blog, ¡qué ilu! 😛 Cualquier cosita que necesites, estoy aquí 😉

      ¡Gracias por tus palabras tan dulces! ¡Me da mucha alegría saber que estarás por aquí!

      ¡Un abrazo grande y que el curso y todo vaya genial! 😀

Deja un comentario

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para su uso y aceptando la política de cookies.

ACEPTAR