Días grises

dia gris
Share on Facebook52Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn2

Hay días en los que, aunque brille un sol radiante y canten felices los pajaritos, me siento en mitad de una oscura tormenta de malestar y confusión. Parece que no encajo con mi alrededor pero, a su vez, tampoco encuentro mi lugar interior. Me siento perdida, desanimada y llena de dudas. Esos días, para mí, sólo tienen un color, el gris.

Son días en los que me planteo si realmente tiene sentido ser como soy y hacer lo que hago. Días en los que, los que van en contra, dan un paso más adelante para intentar hacerme retroceder. Días en los que el dolor me alcanza porque llega a traición cuando menos lo esperaba. Días, en definitiva, en los que no dejo de preguntarme el porqué de muchas cosas y acabo por no entender nada.

En esos días grises parece muy difícil seguir el camino feliz y lleno de amor que he decidido vivir. Me siento luchando contra viento y marea, contra un Goliat demasiado grande para la pequeña David de mí. Pero incluso, aún así, la respuesta siempre será .

que vale la pena seguir.

Porque una sonrisa sincera puede deslumbrar la oscuridad más tenebrosa. Porque un cariñoso abrazo puede sacudir todas las penas. Porque los sentimientos compartidos construyen puentes donde antes había muros. Porque los corazones grandes y buenos hacen de este mundo un lugar mejor y más feliz. Y aunque se ponga muy complicada la aventura de vivir, por todos y cada uno de los regalos que nos da el amor, vale la pena seguir.

Así que no permitas que nada ni nadie te cambie o te haga dudar de ti, ni si quiera un día gris. Aunque a veces puedas sentir que vas contracorriente y que tiran de ti en dirección contraria a la que quieres ir, no te rindas y sigue adelante, porque tienes la fuerza suficiente para conseguir todo aquello que te has propuesto vivir. No importa lo tenebrosas y confusas que sean las tormentas, el sol siempre terminará por salir. Y ese sol, entre tanta nube oscura, es el amor.

Amar. Y seguir amando. Esa es la clave para superar un día gris.

Es por eso que este tipo de día ensombrecido es sólo apto para valientes. Porque aunque todos los corazones pueden amar por encima de todo, no todas las personas se atreven a hacerlo. Y si, además, las circunstancias parece que te empujen en contra, parece más difícil llevar a cabo nuestra hazaña amorosa. Pero se puede. No estamos solos y estoy segurísima de que juntos lo conseguiremos.

Sólo cuando has visto la vida de todos los colores es cuando tienes la valentía suficiente para luchar por encontrar tu arcoíris en medio de una escala de grises.

Te escribo un gran abrazo,

Maria

Amar es la clave para superar los días grises Click Para Twittear

¡Si te ha gustado este abrazo escrito, descubre más en la categoría Amor!

- - - - -

¿Quieres recibir los abrazos escritos en tu e-mail?

Y también disfrutarás de algunas sorpresitas más ;)

- - - - -

Share on Facebook52Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn2

8 comentarios sobre “Días grises

  1. ¡Hola, Maria!

    Fantástico artículo, pues nos recuerda que aunque algunas veces todo nos parezca de color gris, debemos seguir avanzando en nuestro camino hacia una realidad llena de vivos colores. Gracias por recordárnoslo con unas palabras tan bonitas.

    Por cierto, ¡una imagen chulísima!
    Un abrazo,
    Marc

    • ¡Muchas, muuuchas gracias, Marc! Me alegro mucho que te haya gustado el artículo 😀 A seguir avanzando hacia una realidad llena de vivos colores a pesar de los días grises.

      ¡Un abrazo grandote! 😉

  2. Me ha encantado… uyyy esa palabra se queda corta… ENAMORADO LOCAMENTE tu blog!!! y es que, es exactamente lo q pienso yo!! a mi me apasiona dar abrazos,pero sobre todo hacer reir, y aunque yo por circustancias de salud tengo muuuuchos dias grises, cuando provoco una sonrisa a alguien, se vuelve multicolor.

    un abrazo de koala!!

    • ¡Hola, Esther!

      Muchísimas gracias por tus palabras, ¡qué bonitas! 😀 Me encanta que te apasionen los abrazos y, sobre todo, hacer reír a los demás 😀 He visitado tu blog y haces un montón de cosas chulísimas, ¡gracias por crear un mundo más feliz! 😉 Aunque por temas de salud tengas días grises, estoy segurísima que con toda tu energía y tu naricita roja, creas grandes y preciosos arcoíris 😀

      Me ha hecho muchísima ilusión recibir tu comentario, Esther 😀 ¡Gracias por formar parte de este sueño!

      Te escribo un gran abrazo de koala 😛

Deja un comentario

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para su uso y aceptando la política de cookies.

ACEPTAR

¿Quieres recibir abrazos escritos directamente en tu e-mail?

x