Carta de compromisos

carta de compromisos
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

¿Alguna vez has pensado que te encantaría cumplir un montón de sueños, de esos que guardas en el rinconcito más especial de tu corazón, pero que no es el momento adecuado para hacerlo? Sabes que cumplirlos te haría muy feliz pero casi siempre terminas por dejarlos a un lado. Quizás porque no tienes tiempo… Quizás porque no puedes dejar de hacer lo que debes hacer… Quizás porque no es el mejor momento… Quizás por un sinfín de motivos que para muchos de nosotros se convierten en excusas geniales que minimizan la culpa del soñador cobardemente arrepentido.

Cuando me despisto, y dejo que la desmotivación o la pereza ganen algo de terreno, intento apartar todas esas excusas y encontrar nuevas maneras de volver a centrarme y no perderme. Siento como si algo se hubiera apagado un poco dentro de mí y necesitara recordar lo verdaderamente importante que son mis sueños para no dejarlos escondidos bajo las prisas, lo urgente y los “esto es demasiado difícil”. Así que, apagada como estoy y sin una señal clara de hacia dónde debería ir, empiezo a buscar alguna chispita recordadora que me devuelva al camino del que no debería haber salido.

Un día, buscando y buscando, se me ocurrió escribir una carta de compromisos. Saqué mi libreta, elegí una de sus pequeñas páginas cuadriculadas y, con un bolígrafo patrocinado por algún hotel, me preparé para comprometerme. Si un compromiso es un acuerdo bien formal al que llegan dos o más partes sobre una obligación contraída, en una carta de compromisos debemos poner de acuerdo nuestro cerebro y nuestro corazón para hacer realidad nuestros sueños y ser más felices.

– Corazón, ¿por qué sientes lo que sientes cuando sientes? –preguntó el cerebro.
– Y, mi cerebral cerebro, ¿por qué piensas lo que piensas cuando piensas? –replicó el corazón.

Quizás no siempre sea lo más sencillo poner a todo nuestro cuerpo de acuerdo y, en realidad, es bueno que sea así. Todos y cada uno de los elementos que interactúan en él tienen su propia función y, aunque diferentes, a su vez comparten el mismo objetivo: vivir. ¡Y no de cualquier manera! Lo que de verdad buscamos es vivir felices. De diversas maneras, y cada uno con su estilo, desde el átomo más pequeño hasta el conjunto del cuerpo, trabaja por y para esa vida feliz. Cuando nuestro cerebro y nuestro corazón deciden ir cada uno por su lado, en realidad, nos están proponiendo la mejor de las opciones desde su perspectiva y será trabajo de todos encontrar ese punto en común en el que gane el camino de la vida feliz. Y, ¡ese punto en común existe!

Así que le planteamos al cerebro y al corazón la posibilidad de establecer una carta en la que, desde un punto común, nos comprometamos a realizar cada día aquellas cosas y cositas que nos harán vivir más felices y nos acercarán a nuestros sueños. No se trata de crear un gran listado que, de antemano, sepamos que no podremos cumplir en su totalidad. Tampoco deberíamos incluir en esta especial carta compromisos con los que no estemos centrados de verdad ni complicarnos con difíciles y muy imposibles objetivos. Debemos buscar aquello que, desde la sencillez y la sinceridad, nos haga realmente más felices.

¿Te encantan los amaneceres? Comprométete y levántate unos minutos antes de que se despierte el sol, prepárate un té calentito, abrígate con un buen jersey y sal al balcón a disfrutar de los preciosos colores que nos regala el cielo cada mañana. ¿Te gustaría conocer nuevos lugares? Comprométete y viaja todo lo que puedas. No hace falta ir muy lejos para ser un gran viajero. Redescubre tu ciudad cada día, cambia tus trayectos, visita sitios en los que no habías estado desde hace tiempo… Cada día te regalará algo nuevo. ¿Quieres coleccionar grandes recuerdos? Comprométete y comparte, conoce a gente, disfruta y vive al máximo.

Puedes apuntar todo lo que quieras en tu carta o centrarte en un único compromiso. Lo verdaderamente importante es que te haga feliz y estés dispuesto a hacerlo. Al final, da igual si escribes una carta de compromisos o creas compromisos en forma de carta, mientras dejes claro a tus sueños que vas a hacer todo lo que esté en tu mano para conseguirlos, puedes elegir cualquiera de los caminos. Decide ser feliz, comprométete con ello y trabaja cada día para conseguirlo. Porque, en realidad, ¿no es verdad aquello que dicen de que todos los caminos van a… la felicidad?

Mi carta de compromisos empieza con un abrazo escrito. ¿Y la tuya?

Te escribo un abrazo,

Maria

Decide ser feliz, comprométete con ello y trabaja cada día para conseguirlo Click Para Twittear

¡Si te ha gustado este abrazo escrito, descubre más en la categoría Motivación!

- - - - -

¿Quieres recibir los abrazos escritos en tu e-mail?

Y también disfrutarás de algunas sorpresitas más ;)

- - - - -

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

26 comentarios sobre “Carta de compromisos

  1. Mari! Hoy me tomé el tiempo de leer tus abrazos escritos. Todos.
    Hermosos!
    Creo que sos una gran escritora de cosas simples, profundas y tiernas.
    Deseo q sigas repartiendo abrazos para hacernos mejores a todos!
    Un abrazo cariñoso! De oso!

    • ¡Muchas gracias, tía! ¡Qué palabras más bonitas, son auténticos abrazos para mí! Me alegro mucho de que te haya gustado el proyecto y los abrazos escritos :) Un abrazo enorme, cariñoso y de oso para ti también. ¡Gracias!

  2. Que bonita manera de despertar leyendo tus palabras. Llegan en un momento adecuado. Te mando saludos y felicitaciones por tan bella idea.

    • Hola Alberto,

      ¡Muchas gracias por tu comentario! Me alegro muchísimo de que estas palabras hayan llegado en el momento adecuado :) Ni te imaginas la ilusión que me hace leerte y saber que he podido acompañarte a través de este abrazo escrito. ¡Gracias, de verdad!

      Espero verte a menudo por aquí 😉 ¡Un abrazo enorme!

  3. ¡Maria! Como siempre, un artículo precioso. Gracias por compartir con todos nosotros tu facilidad para crear posts tan chulos. Te mando un abrazo (y otro escrito). Marc :)

    • ¡Hola, Marc! ¡Qué ilusión que te guste el artículo, muchas gracias! ¿Has escrito alguna vez una carta de compromisos?

      ¡Ahí va otro abrazo de vuelta!

    • Ooooh, Sandra, ¡qué bonito! 😀 ¡Muchísimas gracias por tus preciosas palabras! ¡Qué ilusión saber que las palabras pueden llegar tan y tan lejos!

      Estoy segurísima de que tu carta está llena de sueños hermosas 😉 ¡A por ellos!

      ¡Te escribo un gran abrazo!

  4. Me parece bonito eso de escribir carticas y hacer compromisos, que ojala se cumplan, yo si soy malita para comprometerme con cosas que luego se me olvida, por lo tanto prefiero vivir el día a día y que la vida me sorprenda.

    • ¡Qué bonito, Amparo! La magia de la vida también consiste en que te sorprenda 😉 Y si algún día quieres escribir una carta, siempre puedes hacerlo :) ¡Un abrazo!

  5. ¡Hola! Me gusta la idea de escribir una carta y comprometernos con nuestros sueños, para así evitar buscar mil excusas del tipo no tengo tiempo, ahora no me va bien, estoy cansado,…es muy fácil encontrar excusas, lo realmemte difícil es comprometernos y llevar a cabo aquello que hemos dicho que haremos. Se requiere de fuerza de voluntad y por supuesto de un gran comprimiso.
    Muy buena idea una carta de compromisos.

    • ¡Hola, Odina!

      ¡Muchas gracias por tu comentario! Qué ilu que te haya gustado la propuesta de la carta de compromisos :) Para ser felices, es muy importante ¡seguir nuestros sueños! Pero a veces nos despistamos y dejamos a un lado lo que de verdad nos importa… Así que, en momentos como estos, tener a mano herramientas e incluso nuestros propios truquitos, nos servirá mucho, muuucho 😉 Una de estas herramientas puede ser la carta de compromiso.

      ¡Un abrazo grande, Odina!

    • ¡Hola, Aida!

      Me alegra saber que te ha gustado la propuesta de la carta de compromisos. ¿En qué consiste tu lista del bienestar? :)

      Sííí, si cada día damos un paso adelante, aunque sea pequeñito, nos iremos acercando a nuestros objetivos 😉

      ¡Muchas gracias por tu comentario!

      ¡Un abrazo grande!

  6. Muy interesante eso de comprometerse con uno mismo, creo que no deberíamos tener que llegar a ese extremo de apuntarlo pero siempre cuando dejamos constancia de algo parece que tengamos que cumplirlo si o si, o sea que no es mala estrategia! pero bien que en la carta se junte tanto lo que la cabeza quiera como el corazón, son los dos que mas tienen que decir y comprometerse el uno con el otro!

    • ¡Hola, Resi! :)

      Sí, sería genial que nuestro compromiso con aquello que queremos fuera siempre tan fuerte que no necesitáramos que nos lo recordara un papel… Pero a veces la vida da tantas vueltas que nos despistamos un pelín y es en ese momento donde está genial tener pequeñas ayudas que nos permitan enfocarnos de nuevo en lo que de verdad queremos 😉

      ¡Gracias por pasarte por el blog! Me ha alegrado verte por aquí:)

      ¡Te escribo un gran abrazo!

  7. Dicen que aquello que escribimos se hace un compromiso mayor.
    Las palabras se las lleva el viento, y tener visible aquello que tanto queremos nos hace estar mucho más motivados para ir detrás de ello. A mí me encanta escribir, es mi terapia y mi método de comprometerte con mis metas a largo y corto plazo.

    Saludos.

    • ¡Hola, Alexandra!

      ¡Muchas gracias por compartir tu experiencia con todos! :) Estoy totalmente de acuerdo contigo, cuando escribimos un pensamiento, un deseo, un sueño… Nuestro compromiso se potencia aún más 😉

      ¡A mí también me encanta escribir! ❤ Creo que es uno de los regalos más bonitos que la vida nos ha dado a los seres humanos :)

      ¡Un abrazo graaande!

  8. Qué bonito mensaje guapa, la verdad yo para escribir compromisos no soy muy buena, es como hacer los objetivos de mis proyectos, me cuesta un montón, pero eso sí cuando me pongo me salen hasta bien. Así que lo pensaré, porque una cosa que me gusta hacer el 31 de diciembre es escribir sueños que quiero hacer realidad durante el año… Así que tal vez vuelvo a ello :)

    • ¡Hola, Diana!

      Oooh, ¡seguro que tus sueños para el nuevo año son bonitos, bonitos! 😉 Al final, lo más importante es que cada uno de nosotros sepamos claramente qué queremos y, si llegamos a perder de vista nuestros objetivos, que encontremos la mejor manera de recordarlos e ir a por ellos con valentía y motivación 😀

      ¡Gracias por pasarte por aquí, Diana, y por tu comentario!

      Te escribo un gran abrazo 😉

  9. María me encanta el propósito tan lindo que tienes en tu blog, además eso de escribir abrazos me parece muy original, me gusta tu forma de escribir, me gusta cuando leo una frase varias veces dentro de un texto, eso quiere decir que llamó mi atención y la releo para que quede en mi pensamiento. A mí me fascina escribir cartas, de hecho ya he escrito varias en mi blog, pero eso de escribir una carta donde escriban al mismo tiempo corazón y cerebro me parece maravilloso, porque pareciera que ambos estuvieran en direcciones opuestas, pero en realidad van de la mano por un mismo camino, un sendero que se llama vida y en el que todos escribimos a pulso con corazón y cerebro. Qué bien toparme con tus letras, te envío un gran saludo.

    • ¡Hola, Eliana!

      ¡Muchas gracias por tus bonitas palabras! :) Me hace mucha ilusión que a una persona como tú, y con un proyecto tan apasionante como el que has creado, le guste Escribiendo un abrazo 😀

      Parece que, hoy en día, con el auge de Internet y las nuevas tecnologías, la comunicación se desgasta y se pierde parte de la magia de la comunicación tradicional… Pero lo mejor de todo es que cada vez aparecen más proyectos que combinan las ventajas de la actualidad con ese toque inolvidable de siempre ❤ Me encanta que en tu blog sigas escribiendo cartas ?

      Gracias por tu cariño y apoyo, Eliana 😉

      ¡Te escribo un gran abrazo y espero verte pronto de nuevo por aquí!

  10. ¡Hola! Nunca he realizado una carta de compromisos y me parece una genial idea. Siempre he querido tener una lista de deseos y poder ir tachando cosas de la lista mientras voy cumpliendo mis sueños. Me animaré a realizar mi lista de compromisos. Gracias por la entrada. Besos.

    • ¡Hola, María!

      ¡Qué ilusión que te animes a hacer una carta de compromiso! Además, ahora que ya queda poquito para recibir el nuevo año, es un gran momento para escribir esta carta ? Espero que pronto puedas alcanzar tus sueños ??

      ¡Muchas gracias por tu comentario, María! Un abrazo graaande grande ?

Deja un comentario

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para su uso y aceptando la política de cookies.

ACEPTAR

¿Quieres recibir abrazos escritos directamente en tu e-mail?

x