100 días para ser feliz

100 happy days

Somos muchas las personas que, en más de una ocasión, hemos tomado la clara decisión de ser felices. Suele ser una de esas ideas que aparecen cuando, por algún que otro motivo, revisamos nuestra vida y nos damos cuenta de que podríamos vivirla más y mejor. Así que, con gran motivación, ponemos nuestro empeño en hacer todo tipo de cambios que nos permitan alcanzar nuestro decidido objetivo: la felicidad. Pero … Seguir leyendo…

Átomos

atomos

“Estamos hechos de partículas que han existido desde el instante que se creó el Universo. Me gusta pensar que esos átomos viajaron 14 billones de años en el tiempo y en el espacio para crearnos, para que pudiéramos estar juntos y hacer entre los dos un todo” Leonard Hosftadter – The Big Bang Theory Un domingo muy domingo y una tarde de sofá, mantita y peli. Así estaba yo cuando, … Seguir leyendo…

Las personas no son tóxicas

personas-toxicas

“Un día, después de todo lo que había pasado, dejé de mirarte directamente a los ojos, desde donde me hablaba tu corazón, para poder verte en la distancia, desde donde me hablaban tus actos. Ese día me di cuenta de que, a pesar de todo lo bonito que guardabas dentro de ti, de lo bueno que habíamos vivido, tus circunstancias actuales y tu manera de afrontarlas te convertían en una … Seguir leyendo…

Lo que de verdad importa

lo-que-de-verdad-importa

A veces siento que mi vida está desordenada. No es que esté rodeada de caos o que no me alcance el tiempo, incluso tampoco se trata de que no pueda organizarme para hacer todo lo que quiero. No es ese tipo de desorden que, en el fondo, tampoco me desbarajusta tanto (más que en algún que otro momento de colapso). Me refiero a algo más interno, más vital. Quizás exteriormente … Seguir leyendo…

La buena suerte

la-buena-suerte

Hace algunos días volvía a encontrarme en una de esas ciudades a las que se llega un poco por casualidad, un poco porque sin saberlo te lleva el destino. Aquella mañana tenía otros planes pero mi hermano necesitaba hacer unos trámites y decidí acompañarlo a la inesperada ciudad. Llegamos con el tiempo un poco justo pero aún así decidimos dar una pequeña vuelta mientras buscábamos sin mucha prisa, aunque sin … Seguir leyendo…

Regalos del cielo

regalos-del-cielo

Si esta noche miras el cielo, y lo haces con la paciencia necesaria y la ilusión de un niño, posiblemente descubras un montón de estrellas fugaces. A veces el cielo estará tan calmado que podrá parecer que se ha detenido el tiempo y tú con él. Pero si sigues firme en tu estelar hazaña, terminarán por aparecer pequeños rayos de luz que viajarán rápidamente sobre un bonito lienzo color azul. … Seguir leyendo…

El tarro de los buenos momentos

el tarro de los buenos momentos

Un buen día caminaba por la calle de una ciudad a la que llegué por casualidad y a la que sabía que seguramente no volvería (aunque nunca digas nunca). Era de esos lugares que se encuentran a mitad de camino entre el origen y el destino del viaje y que paras en él por alguna clase de imprevisto. Así que ahí estaba yo, caminando un rato por una ciudad entrecaminos … Seguir leyendo…

El ojo bueno

el ojo bueno

Pues resulta que tengo el ojo bueno. No un bueno ojo, ese que te permite percibir las cosas tal y como son, sin trampa ni cartón. No. A mí me tocó el ojo bueno, el que ve la bondad de las personas por encima de todo. Y aunque es un buen ojo, porque me permite descubrir grandes corazones bajo primeras impresiones equivocadas y fachadas despistadas, de esas que intentan desviar … Seguir leyendo…

La Tierra es redonda

la-tierra-es-redonda

Tener la plena seguridad de que la Tierra es redonda cuando tooodo tu entorno dice que es plana es como sentarse en la grada del equipo local con la camiseta del equipo visitante. Estás convencido de lo que para ti es una verdad absoluta y tienes las pruebas y los argumentos necesarios para compartirla con el mundo, pero las otras personas se sienten igual con su idea, que es totalmente … Seguir leyendo…

Seguir soñando

seguir sonando

De pequeña pensaba que los sueños sólo eran esa mágica aventura que vivía mientras dormía. Pero algunos años después aprendí que también podía soñar despierta y me di cuenta de que así su magia era aún mayor. Descubrir que no hacía falta cerrar los ojos para imaginar, sentir y vivir aquello que más deseaba me abrió un mundo de posibilidades increíblemente bonito. Quizás en el momento presente mi realidad era … Seguir leyendo…

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para su uso y aceptando la política de cookies.

ACEPTAR

¿Quieres recibir abrazos escritos directamente en tu e-mail?

x