Escribiendo un abrazo

En uno de esos días grises, grises, aunque curiosamente hacía sol, encontré una notita que ponía “T’estimo, coseta!”. ¡Esa notita me hizo sonreír y cambió por completo mi día! Apareció por sorpresa, en el lugar menos esperado y tenía un único y maravilloso mensaje, el amor. Sería una de las primeras muchas notas que nos escribiríamos Marc y yo y establecería una de las pequeñas tradiciones que tenemos en casa: “Si puedes sentirlo, también puedes decirlo y escribirlo”. Hoy, nuestro hogar parece una exposición de post-its y de papelitos de colores con mensajes cuyo propósito es hacernos sonreír y, por qué no decirlo, ¡plantarnos un buen beso después de cada nuevo descubrimiento!

Empecé a imaginar cómo podría compartir estos pequeños grandes momentos con otras personas que también tuvieran un día gris y sólo necesitaran sonreír. Para mí, encontrar y crear todas esas notitas era como recibir y dar un montón de abrazos, de esos que te achuchan y alegran el corazón. Así que decidí que lo mejor sería crear abrazos escritos. Preparé papel, boli y un arcoíris de rotuladores y me puse a pintar postales en las que escribiría mensajes personalizados para personas desconocidas. Las colocaría en diferentes lugares de la ciudad y dejaría que la casualidad, el destino o la magia hicieran el resto, juntando a cada persona con el mensaje que le hiciera feliz. Así nació Escribiendo un abrazo.

Escribiendo un abrazo   Escribiendo un abrazo Dreams come true

Cada semana preparaba un puñado de abrazos escritos llenos de cariñosas palabras y los repartía con el deseo de que llegaran a los destinatarios que, sin saberlo, los estaban esperando. Después de más de 200 abrazos escritos, quería seguir compartiendo estos mensajes de amor y repartiendo abrazos sin importar el tiempo o la distancia que pudieran separarme de todas aquellas personas que necesitasen recibirlos. Así que decidí crear este blog para que cada una de sus palabras se convierta en un abrazo y contribuir así a crear un mundo más feliz.

En Escribiendo un abrazo encontrarás sueños, emociones, sorpresas, positivismo, felicidad, motivación y mucho, muuuucho amor. Quiero que tengas un corazón contento así que te llenaré de abrazos. Pero, ¿cómo son los abrazos que encontrarás por aquí? Pues, ¡son abrazos escritos! Cada martes y viernes los escribiré en el blog y, a lo largo de toda la semana, también podrás encontrarlos en Facebook, Instagram y Twitter. Los domingos son días de sofá, mantita y muchos abrazos, así que, si te suscribes, además de recibir todas las novedades del blog, te llegará una Newsletter dominguera con contenido exclusivo para los suscriptores.

¿Quieres recibir abrazos escritos en tu e-mail?

Y, además, ¡disfrutarás de la Newsletter y de muchas sorpresas más!

Si te encantan los pequeños grandes detalles de la vida, eres de esos soñadores que buscan la felicidad para compartirla con los demás y crees que los abrazos son uno de los actos de amor más universales del universo universal, ¡Escribiendo un abrazo es tu lugar!

¡Gracias por formar parte de este gran sueño!

¡Espero verte muy a menudo por aquí!

Te escribo un abrazo,

Maria

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para su uso y aceptando la política de cookies.

ACEPTAR

¿Quieres recibir abrazos escritos directamente en tu e-mail?

x