28 lecciones que aprendí en 28 años

28 cumple vida
Share on Facebook215Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Hoy es mi cumpleaños, ¡iujuuuuu!

Un año más siempre es motivo de celebración, con todos y cada uno de sus retos, sorpresas, alegrías, tristezas, proyectos, vivencias y muchos regalos más que nos han dejado los 365 (y a veces 366) días desde el último cumple. La vida es mágica y creo que deberíamos celebrarla más, aprovecharla al máximo, compartirla y disfrutarla siempre.

Hoy cumplo 28 añitos y me hace muchísima ilusión poder compartir con vosotros 28 lecciones que he aprendido a lo largo de mi vida 😀 ¡Espero que os gusten!

1) Haz realidad tus sueños. Los sueños están para cumplirse. Son el motor de nuestra vida y su realización es lo que nos hará verdaderamente felices. Así que camina por la vida como si todo fuera posible, cambia los “no se puede” por “encontraré la manera” y que nada ni nadie te detenga. Porque todos los grandes sueños empezaron con un pequeño latido del corazón que, al crecer, nos permitió luchar para hacerlos realidad.

2) Sé el cambio que quieres ver en el mundo. Esta preciosa frase de Gandhi es una de mis preferidas. Si quieres que el mundo sea diferente, si quieres que cambien las cosas, primero debes empezar por ti. Muchas veces tenemos la sensación de que hay taaantas cosas por hacer que es una hazaña prácticamente imposible ponerse a ello. Pero cada pequeño granito de arena suma para construir una gran montaña. Ayuda a los demás, comparte todo tu amor y sé coherente con lo que siente tu corazón. Si cada uno de tus latidos desprende bondad, respeto y cariño, el mundo será más bueno, respetuoso y cariñoso. ¿Qué cambio quieres ver tú?

3) El mejor regalo de todos es el amor. Así que, ¿por qué no llenamos el mundo de besos, abrazos, cariño, sonrisas, miradas, achuchones y palabras bonitas?

4) Somos fuertes, muy fuertes, y tremendamente valientes. Nadie dijo que la vida fuera fácil y, aún así, cada mañana nos levantamos con todas las ganas del mundo de luchar por lo que queremos, de hacer realidad nuestros sueños. Y aparecen (y aparecerán) un sinfín de contratiempos pero los superaremos todos y nunca dejaremos que nos detengan. Somos muy fuertes y aún más valientes de lo que podamos imaginar. Sólo necesitamos creerlo de verdad y confiar en nosotros mismos.

5) Gracias. Es una de las palabras más bonitas del mundo y una de las que menos solemos decir. Cuando agradecemos, estamos entregando un bonito regalo lleno de todo lo bueno en forma de amor. Y sé que, en ocasiones, parece difícil estar agradecidos por lo que nos rodea, por lo que sentimos, por lo que vivimos… pero la vida es tan preciosa que merece toda nuestra gratitud y debemos valorarla al máximo. Con cada gracias nuestro corazón crece un poquito más.

6) Tú eres quien escribe tu propia biografía. Así que toma tus propias decisiones, haz lo que TÚ quieras. Sigue el camino que tú elijas y, si no existe, constrúyelo tú mismo. No permitas que otros decidan qué es lo que debes vivir y cómo debes hacerlo. Sigue tu corazón, haz lo que te apasiona, cambia de rumbo todas las veces que quieras y recuerda que nunca es tarde para seguir tus sueños. Escribe tu biografía con momentos increíbles, personas especiales, intensos sentimientos y todo aquello que merezca formar parte de tu vida.

7) Haz feliz a los demás. La felicidad crece más y más cuanto más se comparte. Regala sonrisas y abrazos, sorprende, preséntate a los demás con amabilidad, comparte momentos inolvidables, ten pequeños detalles, sé, en definitiva, un amigo pericardio para todos aquellos corazones con los que compartas el bonito camino de la vida. Y recuerda, hoy (y siempre) es un buen día para ser feliz y para compartir todo lo bueno con los demás.

8) Sólo tenemos un cuerpo y es perfecto. La verdad es que nunca he tenido muchos complejos pero debo reconocer que tampoco valoraba mi cuerpo tanto como se merece. Después de superar un Linfoma de Hodgkin fui realmente consciente de la fuerza y perfección de mi cuerpo. Siempre me ha permitido hacer todo lo que quiero y más. Siempre a punto, siempre dispuesto. ¡Gracias a todos y cada uno de los átomos que os unisteis para conformar mi cuerpo! Lo cuidaré y mimaré hasta más no poder.

9) Que la sinceridad siempre te acompañe. Vivir con honestidad es uno de los caminos que te hará sentir más libre. Cada mentira, por pequeña que sea, tiene su propio peso y, tarde o temprano, terminará por descubrirse. Por eso, es muy importante ser sinceros con nosotros mismos y con los demás. Así sabemos qué podemos esperar y tomar las mejores decisiones. No vale la pena engañarnos ni intentar engañar a los demás porque, al final, a quien estaremos perjudicando realmente es a nosotros mismos, destruyendo una confianza muy difícil de reparar.

10) Equivocarse forma parte del verbo aprender. Todos cometemos errores, la pifiamos, herimos sin querer, hablamos más de la cuenta, fallamos… Es imposible no equivocarse alguna vez (por mucho cuidado que pongamos). Pero lo importante es aprender, corregir nuestros errores, pedir perdón, arreglar lo que está roto y seguir adelante. Pueden haber mil y un motivos que te hagan caer pero levántate siempre. Ninguna equivocación debería detenerte.

11) Las personas que te quieren, siempre estarán a tu lado. No importa lo que pase, los errores que hayamos cometido, los defectos que tengamos, el viento en contra que nos empuje… Quien nos quiere de verdad, siempre nos apoyará y estará junto a nosotros. Rodéate de esas personas que te llenen de sincero y puro amor porque aunque el tiempo y el espacio puedan separaros, encontrarán la manera de estar a tu lado.

12) Todo puede hablarse y arreglarse. Por muy difícil que parezca, ante un problema, hablar es siempre la mejor opción. Y mira que hay personas que se empeñan en no tener “la conversación” y prefieren alargar el malestar más y más. A mi parecer, si hablando se entiende la gente, ¿para qué seguir cargando con historias que tienen solución? Y si, después de hablar, no se encuentra un punto en común, tampoco pasa nada. Quizás ha llegado el momento de que cada uno haga un camino diferente y por separado. Pero al menos nos iremos con la mochila más vacía y con la sensación de que habremos intentado hacer lo que está en nuestras manos para solucionarlo.

13) Piensa en positivo. Todo puede verse desde un punto de vista positivo o uno negativo. El primero te permitirá conseguir todo aquello que te propongas, mientras que el segundo sólo te proporcionará un impedimento tras otro. ¿Qué opción eliges tú? Si piensas en positivo, es verdad que algunas personas podrán intentar convencerte de que eres un iluso e inocente corazón que no verá venir todo lo malo que “tiene” que venir. Pero, ¿es realmente así? ¿O las personas que viven rodeadas de negatividad dejan escapar un sinfín de oportunidades por el simple hecho de estar centrando su atención en una espiral de lo peor? Personalmente prefiero vivir en positivo y atrapar todo lo bueno que pueda venir sin que la negatividad oscurezca mi vida.

14) Despierta tu curiosidad. Explora. Descubre cosas nuevas. Pregúntate un montón de porqués. Aprende siempre.

15) El mundo necesita gente que ame lo que hace. Haz lo que te apasiona, aquello que haga que tu corazón lata más fuerte, aquello que haga vibrar hasta el átomo más pequeño de tu ser. La vida es demasiado corta y el tiempo pasa demasiado deprisa como para dedicar nuestra energía a aquello que no nos hace realmente felices.

16) Vive hoy. Disfruta del momento, del presente, del ahora. Que el pasado no te arrastre y que el futuro no te presione. Todo tiene su tiempo y la vida se encuentra en el presente. No dejes que lo demás te impida vivir todo lo bueno de este preciso momento.

17) Todas las personas que han llegado a nuestra vida es por una razón. Hay personas maravillosas que son un auténtico regalo en nuestra vida. De ellas recibimos amor, apoyo, respeto y a su lado no dejamos de aprender y de crecer. Hay otras personas que… buff, parece que hayan llegado para ponérnoslo difícil (y a veces mucho más). Todas y cada una de ellas forman parte de nuestro camino por algún motivo, aunque en ocasiones parezca imposible descubrir cuál es. Aprende de cada persona, agradécele la lección que ha compartido contigo y luego sigue adelante. Si una persona debe acompañarte en tu vida, lo hará. Y si, por el contrario, no debe hacerlo, terminará por desviarse en algún sendero.

18) Perdona. No vale la pena cargar con pesadas historias que ya pasaron. Si tiene solución, ¡adelante! Perdona, arréglalo y empieza de nuevo. Si no la tiene… perdona, olvídalo y pasa página. Perdonar no es sólo eximir a los demás, sino también es una conversación con uno mismo para llegar a superar una vivencia dolorosa para ser más libres. Perdona rápido y no te aferres al rencor o al odio porque, al final, a quien más daño hace esta situación es a ti. Y sé que en muchas ocasiones es más fácil decirlo que hacerlo, pero si nos lo proponemos de verdad, podemos conseguirlo todo, incluso perdonar el dolor más grande. Lo que hagan los demás con ese perdón es cosa suya.

19) Dar es el secreto para recibir. Cuanto más das, más recibes. Así que elige qué es aquello que quieres que prospere en tu vida y entrega grandes cantidades a todo el mundo, a todas horas. Y si a veces parece que no estás recibiendo todo lo que estás dando, no desesperes, seguro que está en camino, así que sigue dando y recibirás mucho, muuucho más.

20) Aprender a despedirse es importante. Las despedidas son tristes y a mí, personalmente, me dan mucha, mucha pena. Suelo establecer un vínculo emocional muy fuerte con seres, lugares, cosas y momentos y me cuesta mucho alejarme de todo ello. Lo paso mal y soy muy de llorar. Siento vacío, como si una parte de mí se hubiera perdido. Pero estoy aprendiendo a despedirme y algún día me encantaría poder hacerlo bien: saber decir adiós de manera consciente, sin tanto dolor y con cierta alegría por lo bonito que hemos vivido.

21) Las cosas son más sencillas de lo que parecen. Y si se vuelven complicadas, que no te atrapen los líos y nudos que puedan producirse. Busca la esencia de la situación, no la pierdas de vista y deja de lado todo lo demás. Cuando existe coherencia, todo es más fácil. Cuando la incoherencia lo desencaja todo, céntrate en lo sencillo y seguro que la comprensión y las soluciones aparecerán.

22) Sé tú. Tu autenticidad te convertirá en una persona única porque no hay nadie más como tú. Así que no te escondas y comparte con el mundo tu corazón, tu manera de ser, tus virtudes, tus defectos y, en definitiva, toda tu magia por ser tú.

23) Comparte tus sentimientos. Sería genial que abriéramos más nuestro corazón y con sinceridad compartiéramos lo que guardamos en él. Son muchas las personas que se privan de decir sus sentimientos por un sinfín de motivos pero nunca es tarde para empezar a hacerlo. Así que, si nuestra pareja es nuestro verdadero amor… “Eres el amor de mi vida. Te quiero, hoy y siempre”. Si nuestros hermanos son únicos e irrepetibles… “Sois los compañeros más molones que la vida me podría regalar”. Si nuestros padres son lo más de lo más… “Papi, Mami, ¡sois los mejores!”. Si nuestros amigos están siempre a nuestro lado alegrándonos los días… “¡Gracias por hacerme tan feliz!”. Y si a lo largo de la vida experimentamos un montón de sentimientos, también podemos compartirlos con los demás. De lo que se trata, al final, es de mostrarnos un poquito más y dejar un rinconcito en nuestro corazón para que los demás también puedan entrar.

24) Deja a un lado la vergüenza y los complejos. Cargar con ellos no sirve de nada más que para impedirte disfrutar de la vida al máximo. Que no te detenga lo que los demás puedan pensar de ti. Baila en el súper, canta a tope en un karaoke, vístete como quieras, crea un saludo molón, di lo que piensas y, sobre todo, sé feliz.

25) Ten criterio propio. Infórmate, explora, busca y encuentra. Guíate por tus intuiciones y construye tu punto de vista. No te fíes de los rumores o las habladurías, ni de esas personas que intentan convencerte de su verdad absoluta. Ponlo en duda todo, estúdialo, revisa diferentes argumentos y sentimientos y, finalmente, crea tu propio criterio.

26) Hay que saber decir SÍ y saber decir NO. Todas las aventuras empiezan con un “sí” y los finales con un “no”. Es tan importante poder decir tanto uno como el otro y, al hacerlo, no dejar de ser fieles a nosotros mismos. Solemos asentir más por compromiso y negar por miedo. Atrévete a hacer aquello que tu corazón te está pidiendo, aleja tus miedos y di ¡SÍ! Pon límites, deja atrás los compromisos y di ¡NO! Son dos palabras que bien usadas te permitirán conseguir todo lo que te propongas.

27) Confía. Confía en ti mismo y que nada te haga dudar de lo que de verdad crees. Confía en los demás y que las malas experiencias no alteren tu percepción de la bondad de los corazones de los demás.

28) Vive intensamente. Colecciona momentos que te dejen sin aliento. Alimenta el corazón con grandes carcajadas, con cariño, con momentos únicos. Ama. Encuentra la magia en los pequeños detalles. Disfruta de los placeres de la vida. Baila bajo la lluvia. Colecciona amaneceres. Viaja. Descubre. Besa mucho y escribe abrazos. Sé una persona valiente, curiosa, positiva, fuerte y feliz. Haz realidad tus sueños. Agradece. Vive el momento, el ahora. Busca lo sencillo. Perdona. Comete errores. Confía en ti y en todo lo bueno. Que la vergüenza y los complejos no te hagan renunciar nunca a tu autenticidad. Da mucho y recibirás aún más. Siente verdadera pasión por lo que haces. Escribe tu propia vida.

¡Gracias por formar parte de este día tan especial! Estoy segurísima de que el nuevo año traerá muchas alegrías y sorpresas y me hace muchísima ilusión que podamos compartirlas juntos.

Escribiendo un abrazo es uno de los regalos más bonitos que he tenido nunca porque me permite estar junto a todos vosotros. ¡Muchísimas gracias por hacer este sueño realidad!

Os escribo un abrazo muuuy feliz y lleno de toda la magia de los cumples,

Maria

¡La vida es mágica y hay que celebrarla! Click Para Twittear

¡Si te ha gustado este abrazo escrito, descubre más en la categoría Desarrollo Personal!

- - - - -

¿Quieres recibir los abrazos escritos en tu e-mail?

Y también disfrutarás de algunas sorpresitas más ;)

- - - - -

Share on Facebook215Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

10 comentarios sobre “28 lecciones que aprendí en 28 años

    • ¡Muchas gracias, Anina! 😀 ¡Qué iluuu!

      Aiii, ¡qué bonito! A seguir celebrando la vida y cumpliendo sueños 😉

      ¡Un abrazo graaande, grande!

  1. Este artículo es precioso, encierra toda la sabiduría que has ido adquiriendo durante estos 28 años y estoy orgullosisima porque el resultado es precioso!!!! Felicidades Maru de mi corazón!!!!

  2. ¡¡¡¡MUCHAS FELICIDADES MARIA!!!!

    Un artículo fenomenal, sin palabras. Todo lo que has compartido hoy con nosotros es la clave para ser felices. Me alegro de que compartas toda esta sabiduría, porqué es lo que es, sabiduría, ¡y que la hayas interiorizado tan pronto en la vida! Sin duda, uno de los mejores artículos del blog, y eso que cada día pones el nivel muy, muy alto. Sin embargo, artículo tras artículo encuentras siempre ideas interesantes que sabes expresar a la perfección con esas palabras que sólo tú puedes juntar de forma tan espléndida.

    Tu también eres el amor de mi vida. Te quiero, hoy y siempre :)

    Te escribo el abrazo con más amor que puedas recibir.
    Marc

    PD: Per molts anys amor, t’estimo molt!! Ara i sempre 😀

    • Aiiii, t’estimo molt, amor! 😀 Moltíssimes gràcies per fer-me tan feliç!! Amb tú la vida és tan maca com ha de ser!

      T’escric l’abraçada més maca i plena d’amor del món mundial!!!

      Ara i sempre, junts! 😀 😀 😀

  3. Pues un mes tarde pero no me quedo con las ganas, muchas felicidades María!! por ser tan auténtica, tan plena y tan feliz como nos haces a quienes, aunque en la distancia recibimos todo tu amor en cada uno de tus abrazos!! Muuuuuuuuuackkk ?

    • Oooooh, ¡muchísimas gracias, Sonia! 😀 Como la vida es para celebrarla siempre, tu felicitación llega a tiempo 😉 Y GRACIAS por el regalo de cumple más bonito de todos, ¡el cariño! Es justo lo que había pedido y el color y la talla están perfectos, ¡me encanta! 😛

      ¡Un abrazo enorme, Sonia!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para su uso y aceptando la política de cookies.

ACEPTAR

¿Quieres recibir abrazos escritos directamente en tu e-mail?

x