1 + 1 = 3

113 sinergia
Share on Facebook34Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

De pequeña, era una de esas pocas niñas a las que les gustaban las matemáticas. Aunque nunca he sido un coquito, tenía cierta facilidad con ellas y me gustaba resolver problemas que siempre parecían tener una única y correcta solución. Por eso, cuando fui un poco más mayor y descubrí que 1+1 no era solamente 2, la estructura matemática de mi cerebro se tambaleó.

Resulta que 1+1 puede ser también 3. ¡Sí, sí! ¡Tal y como lo estás leyendo! Sé que estarás pensando que una naranja y otra naranja suman dos naranjas y ¡chimpum! Hasta ahí las matemáticas de siempre son correctas. Pero, ¿qué pasa cuando sumamos dos elementos que al unirse forman un tercero diferente?

Como decía el sabio Aristóteles, el todo no es sólo la suma de sus partes sino que esta es mucho más. Dos naranjas son dos naranjas, pero tenerlas en cuenta sólo de esta manera es dejar de lado mucho más. ¿Te suena aquello de que la unión hace la fuerza? ¡El potencial de las naranjas juntas será mayor que cada una por su cuenta! Vale… Quizás si no somos unos expertos fruteros cuesta ver ese anaranjado potencial pero, ¿y si trasladamos este mismo ejemplo a las personas? La unión de dos personas permitirá obtener resultados superiores de los que se podrían conseguir por separado y este fenómeno es lo que se conoce como sinergia.

Así que, cuando actuamos juntos, tenemos un mayor potencial y los resultados que podemos llegar a conseguir son mayores de los que tendríamos si cada uno de nosotros fuese por separado. La sinergia nos permitirá llegar más lejos y esta sólo se produce cuando somos un equipo. Es por eso que es tan importante unirnos y trabajar todos en una misma dirección, porque esto nos permitirá alcanzar objetivos que individualmente no podríamos ni llegar a imaginar. La sinergia, además, no implica perder nuestras características y fortalezas personales, sino que nos regala nuevas y más evolucionadas habilidades que sólo podemos desarrollar cuando trabajamos con otras personas. No se trata de sumar dos personas sino de unirlas para crear algo nuevo que sin su conjunción nunca hubiera existido.

Siempre tengo muy presente un bonito proverbio africano que dice así: “Si quieres llegar rápido, camina solo. Si quieres llegar lejos, camina acompañado”. Cada uno de nosotros puede lograr todo aquello que se proponga, no tengo ninguna duda de ello, pero lo que conseguiríamos juntos va un paso más allá. ¿Te imaginas cómo sería el mundo si sumásemos 3 en vez de 2?

La vida es un camino para ir acompañado. Si tienes prisa, elige puntualmente la soledad, pero nunca pierdas de vista a tus compañeros de camino que siempre estarán ahí para ayudarte a llegar muy lejos (y tú también a ellos).

La próxima vez que tengas que sumar 1+1, ¿qué respuesta darás?

Te escribo un abrazo,

Maria

Si quieres llegar rápido, camina solo. Si quieres llegar lejos, camina acompañado Click Para Twittear

¡Si te ha gustado este abrazo escrito, descubre más en la categoría Desarrollo Personal!

- - - - -

¿Quieres recibir los abrazos escritos en tu e-mail?

Y también disfrutarás de algunas sorpresitas más ;)

- - - - -

Share on Facebook34Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

6 comentarios sobre “1 + 1 = 3

  1. Un post precioso, María.
    Estoy de acuerdo contigo. Cuando de personas se trata, la suma de 1+1 es mucho más que dos. Uno mueve y motiva al otro de forma que la propia interacción, la sinergia, cuanta como 1 más -o incluso más-. Hay muchas cosas que a una persona sola no se le ocurriría, ni siquiera a dos que, aún estando juntas en un mismo espacio, no comparten, no hablan o no crean juntas. Pero cuando esta maquinaria se pone en marcha, el resultado es siempre estupendo!

    Me ha gustado mucho leerte. Gracias.

    • ¡Hola, Rut!

      ¡Qué ilusión verte por aquí! 😀 ¡Muchas gracias por tus preciosas palabras y por pasarte!

      Me alegro mucho de que te haya gustado este post 😉 La sinergia es un gran regalo que deberíamos aprovechar más. Estoy totalmente de acuerdo contigo con que debemos poner en marcha esta maquinaria que nos permitirá compartir, hablar y crear juntos resultados que, sin duda alguna, serán estupendos.

      ¡Sigamos sumando juntos para construir un mundo mejor!

      Te escribo un gran abrazo,

      Maria 😉

  2. ¡Hola, Maria!
    La próxima vez que tenga que sumar 1+1, ¡mi respuesta será 3! Me ha gustado mucho el artículo de hoy. Creo que los ejemplos reflejan muy bien el concepto de las sinergias. En el mundo de los negocios se habla mucho de conseguir sinergias (por ejemplo al fusionarte dos empresas) pero a la vez también se habla de competitividad. Yo creo que si en vez de competir colaborásemos, en todos los aspectos de nuestra vida, podríamos obtener sinergias mucho mayores de las que nos podemos imaginar.
    Quizás algún día conseguiríamos que 1+1 fueran 4, o 5, o mucho más.
    Muchas gracias por compartir una vez más tus geniales ideas.

    Te escribo un fuerte abrazo,
    Marc 😀

    • ¡Hola, Marc! 😀

      Me ha encantado el ejemplo que has puesto de las empresas y que resaltes la importancia de dejar a un lado la competencia para colaborar juntos y crecer así más aún 😉 Me alegro mucho de que ante la tradicional suma de 1+1, a partir de ahora, tu respuesta sea 3 😛 Siempre deberíamos tener en cuenta el potencial de la unidad y ¡ese 3 nos muestra un sinfín de posibilidades! ¿Vamos a por un 4, un 5 o más?

      ¡Gracias por tu bonito comentario, Marc, y por estar siempre! 😀 ¡Sé que a tu lado siempre sumaremos 3 o más!

      Un abrazo graaande 😛

  3. Hola, Maria,

    Estoy muy de acuerdo en que dos personas que se entiendan y tengan un objetivo común llegarán mucho más rápido a sus objetivos, pero el “que se entiendan” es fundamental. Para que haya sinergia tiene que haber mucha voluntad por parte de las dos personas para que realmente las dos sumen.

    En programación (soy informático) hay una forma de trabajar que se llama pair-programming, que básicamente es trabajar en parejas. Uno toma el teclado y hace el trabajo y el segundo está detrás y sólo hace pequeñas correcciones y comentarios sobre el trabajo global. La primera impresión es que es una pérdida de tiempo. Y lo es si las dos personas no están convencidas de lo que están haciendo. Pero si lo están, en primera instancia pierden tiempo (se estima que tardan un 50% más de tiempo en hacer el mismo trabajo) pero el trabajo tiene una calidad mucho mejor, necesita mucho menos mantenimiento y tiene muchos menos problemas. El resultado es que a la larga dos personas trabajando BIEN en pair-programming hacen el trabajo de 2.5 personas trabajando individualmente. No son 3, pero 2.5 ya es una gran ganancia.

    Si eso lo llevamos al mundo de la pareja, creo que toma una dimensión aún mayor. 1+1=3 o 1+1=0, depende del grado de complicidad, entendimiento y ganas de funcionar.

    No siempre comento, pero me estoy enganchando a tus posts :)
    Un abrazo,
    Czd

    • ¡Hola, Cazadividendos!

      ¡Qué ilusión verte por aquí! Y me alegra mucho saber que te estás enganchando a los posts 😀

      ¡Muchas gracias por tus palabras y por tu genial explicación! ¡Me ha encantado! No había escuchado hablar del pair-programming (mis conocimientos en informática son peques, peques) pero me parece un gran método de trabajo y 2,5 es un gran resultado también 😉 La clave, como muy bien dices, es entenderse. Si las dos personas tienen claro cuál es el objetivo que quieren conseguir y están dispuestas a trabajar juntas para llegar a él, la sinergia surge de manera mágica 😀 Igual con las parejas (aunque qué miedito que 1+1 puedan llegar a sumar 0, jeje).

      ¡Espero seguir viéndote a menudo por aquí, Cazadividendos, y disfrutar de tus aportaciones tan interesantes!

      Te escribo un gran abrazo,

      Maria

Deja un comentario

Uso de cookies

Este blog utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para su uso y aceptando la política de cookies.

ACEPTAR